Asociación Progreso Inmunología

Presidente Prof. José Peña

Por fortuna, cada uno de nosotros posee un guardián interno que cuida de nuestra salud. Es el sistema inmunológico, que de manera silenciosa, permanentemente está protegiendo nuestras vidas, esencialmente frente a virus, bacterias, parásitos e incluso a tumores.

El buen estado del sistema inmune, es sinónimo de buena salud y es considerado como el ángel de la guarda de nuestro organismo, como el “poli bueno” de la película, que nos protege de  enfermedades y de sufrimientos. De esta manera el sistema inmunológico protege la identidad biológica de cada individuo como persona única e irrepetible, que es precisamente donde precisamente se fundamenta la diversidad de la especie humana. Para ello establece una frontera entre lo propio “el yo biológico” al que respeta y todo lo demás “no propio” o extraño, que es objeto de neutralización o incluso destrucción.

Muchas personas  viven  sin pensar en el valor de la vida  que poseen, ni incluso se preocupan de su mantenimiento  saludable más allá de su alimentación diaria. Pero en ocasiones nos encontramos con un problema de salud y nos sorprende enormemente. Cuando superamos  ese atasco  con el  que la vida, a veces, nos asombramos y  solemos reaccionar dando especial valor al cuidado y mantenimiento saludable de nuestro cuerpo e incluso nos proponemos mejorar nuestros hábitos.

Sin embargo pronto nos olvidamos de estas nobles intenciones, aunque por fortuna, cada uno de nosotros posee un guardián interno. Es el sistema inmunológico, que está, de manera silenciosa, permanentemente cuidándonos y protegiendo nuestras vidas, esencialmente frente a virus, bacterias, parásitos e incluso frente a tumores.

El objetivo de este capítulo es precisamente el estudio del sistema  inmune orientado especialmente para conocer y ver cómo defiende  nuestra  salud a lo largo de nuestras vidas y analizar lo que ocurre cuando falla en sus funciones.

Read More

Todos conocemos que cuando envejecemos nos hacemos más vulnerables a enfermedades y además nuestros órganos (ojos, oídos, músculos, huesos, etc.) se van deteriorando inexorablemente con el paso de los años. 

Lo que no sabemos todos, es que también se produce un serio deterioro del sistema inmunológico y que muchas de las enfermedades propias de los mayores se relacionan precisamente con este declive de las defensas.

Nuestro propósito en este artículo es contestar a las preguntas ¿En qué consiste este  deterioro de las defensas en mayores? ¿Qué hace que esto ocurra?  ¿Cuáles son las consecuencias para nuestras vidas? y ¿Cómo podemos prevenirlo o aliviarlo para vivir más y mejor?

Read More

El múltiples circunstancias el sistema inmune puede enfermar, más allá del deterioro natural que respuesta la  inmunosenescencia, comentada en el capítulo anterior. Las alteraciones del sistema inmune pueden ser de muy diversos tipos y gravedad.

En unos casos son  causadas por una respuesta del sistema inmune exagerada dando lugar a las alergias, que sabemos, afectan a un gran número de personas. En otros casos la respuesta inmune se altera de forma que ataca a los componentes propios del organismo dando lugar a las enfermedades autoinmunes. En otros individuos la respuesta se debilita o incluso desaparece en cuyo caso se habla de las inmunodeficiencias, de tal manera que esa falta de respuesta hace que el individuo sea muy propenso a padecer infecciones.

Estas patologías suelen tener una gran repercusión sanitaria y social. Aquí trataremos  en qué consiste el deterioro del sistema inmune responsable de las mismas y cuáles son las consecuencias clínicas de dichas alteraciones.

Read More
Subir